31.10.05

¡Es una nena!


¡Mis felicitaciones a los padres! Y mi palmadita en la espalda a los republicanos y republicanas. Yo no me pienso pronunciar hoy, sólo quiero alegrarme de que el nacimiento de esta niña simbolice también, el nacimiento de una reforma de la Constitución que elimine una desigualdad absurda.
Ah, la foto de portada no es una exclusiva mía, es una foto de Nuria, una niña rumana cuyos padres no tienen papeles y tienen que compartir la custodia para que los servicios sociales no se la quiten. Nuria tendría que ser también españóla al haber nacido en España, pero eso cambió en algún momento del gobierno del PP. Espero que algún día, la ley también pueda cambiar eso (no hace falta reformar la Constitución) y eliminemos otra absurda desigualdad para otra beba encantadora. Nuestro mundo de hoy será luego de ellas y tenemos que dejarlo en condiciones.

4 comentarios:

Kelly dijo...

nice baby....wish guys liek you were single.

CardinalXiminez dijo...

Rayos...

Pues sí, sinceramente me parecen más importantes y más inmediatos los problemas de la nena rumana que los de la nena real.

Sugerencia para fastidiar el día: por qué el príncipe no le cede a la nena uno de sus títulos? Pues el heredero del trono de Castilla es el príncipe de Asturias, pero el príncipe también es príncipe de Viana...y de Gerona...

M. Atitar de la Fuente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
M. Atitar de la Fuente dijo...

La reforma constitucional es necesaria por anacrónica.
¡Qué pena! una felicidad real (Leonor) frente a una pena real (Nuria). Habría que intentar areglar todas estas injusticias.