12.12.05

Cuanto peor, mejor


Es curioso lo mucho que se parecen todos los nacionalismos. Normalmente, todos los nacionalismos comparten dos rasgos que me llama mucho la atención: el agravio comparativo y el estado de excepción permanente. Los nacionalistas se pasan el día comparándose con otros, bien para afirmar su superioridad, bien para quejarse de lo mal que se les trata. Y siempre están respondiendo a algún tipo de agresión a la Patria. Una patria sin enemigos como que es más sosa, según ellos, así que siempre hay que responder a algún tipo de agravio. Cuanto más tensa sea una situación, mejor para ellos.
Tal vez algunos podáis pensar que me estoy refiriendo a algún partido nacionalista periférico, como el PNV o ERC, pero la verdad es que estaba pensando en el PP y más concretamente, en Esperanza Aguirre. La verdad es que me da por comparar los discursos habituales del PNV y de la Espe y cada vez encuentro más similitudes. Sobre todo, ahora que el Gobierno de España está en manos de un partido que no es el suyo. La Presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid (decidme si ya no suena un poco secesionista el título) sale día sí y día no en Telemadrid para denunciar cómo el Gobierno central interfiere en el autogobierno de Madrid. Sus consejeros comparecen diariamente para relatar con tono entre indignado y quejoso la cantidad de agravios comparativos que se realizan contra Madrid, que es, por supuesto, la comunidad que más contribuye, donde más se trabaja, donde mejor funciona todo, etc...
No me extrañaría nada que en el borrador de nuevo Estatuto de Autonomía que el PP piensa presentar para Madrid se otorgue competencias que serían vistas como abusivas si fueran demandadas por otras comunidades, las protestas del Gobierno central, el victimismo patriota del PP y Espe, saliendo en plan Ibarretxe a decir:
-¡No vamos a consentir que desde Madrid nos digan como tenemos que hacer las cosas aquí, en Madrid!.

4 comentarios:

CardinalXiminez dijo...

Qué quieres que te diga, muchachín, ahora nos fastidia porque es Espe y el bigotismo extremo, pero eso es lo que tienen las federaciones.

Y tampoco ayudaría un distrito federal, porque con Gallardón como alcalde... ya veo yo una faraónica Línea Maginot para separar Madrid de los pozos de desechos del sur...

M. Atitar de la Fuente dijo...

Me estoy leyendo un libro, 50 páginas llevo, que de momento, te recomiendo: "Mater Dolorosa" de Alvarez Junco. El autor analiza el proceso de construcción de la identidad española a lo largo del siglo XIX...datos muy curiosos que algun dia saldrá a relucir en una charla con café.

Portman dijo...

Juas, me ha gustado lo de la línea Maginot.

Yo creo, y más en los tiempos que corren (que como las avestruces corren que se las pelan) la gente necesita sentir un sitio como suyo propio. Además en España tenemos costumbre de estar en un sitio y quedarnos durante muuuucho tiempo, así que lo de los nacionalismos acaba cayendo por su propio peso porque cuando ves que las cosas están fatal hay que hecharle la culpa a alguien, y por supuesto el de arriba tiene la culpa.

Es como Salvar al soldado Rayan; todo el mundo se queja de la misión a Tom Hanks, pero sin embargo, si éste hablara con sus superiores diría :" esta es una misión digna de nuestro esfuerzo; comprendo a la madre de Ryan y me uno a su dolor. solo espero que el muchacho regrese con su familia y pueda volver a ser feliz después de su gran perdida".

Se me ha pirado.

^_^ PIROCHI!!

Carmen Sánchez Carazo dijo...

Cuando el PP hace un estatuto es para ponerse a temblar. Leer el estatuto valenciano.