16.3.07

Igualdad de oportunidades


¡Hoy es un día feliz! Se ha aprobado la Ley de Igualdad. Al fin, cosas tan inexplicables y tan sangrantes como que una mujer cobre menos que un hombre por el mismo trabajo, serán delito. Una actitud antieconómica y absurda cuyos motivos no termino de entender, ni creo que vaya a entender nunca. Pero claro, esa es una medida entre muchas, como la ampliación de la baja por paternidad, 16 semanas por maternidad, se primarán a las empresas con igualdad de sexos...
No es una ley perfecta. Pero, desde luego, es un impulso que hacía falta para que muchas mujeres disfruten de los mismo derechos que los hombres damos por supuestos.
Rajoy ha dicho que "cree en la igualdad de oportunidades" pero que no le gusta la ley. Normal. En su trayectoria, Don Mariano y el partido al que él representa han venido demostrando que en la única igualdad de oportunidades en la que creen es aquella que obvia las desigualdades de base. De hecho, sus artículos anteriores parecen demostrar que no siempre ha creído en ella, así que tendremos que darle un poco más de tiempo para que entienda las implicaciones de sus creencias recién descubiertas.

Con respecto a las cuotas, yo diría que no son cuotas que favorezcan únicamente a los hombres, sino que en ámbitos como el de la Administración o la Judicatura les favorecen claramente, pues las mujeres van siendo mayoría en ellos.

Espero que no sea una ley que dure demasiado y que, en unos años, sea derogada por obsoleta, al haberse superado los obstáculos y los prejuicios con los que los hombres obsequiamos a más de la mitad de la población. No es una ley que ponga trabas, sino que derriba barreras y va intentar hacer efectivos derechos que nos corresponden por ser personas, no por nuestro sexo.

Mariano Rajoy escribió hace tiempo:
La igualdad biológica no es pues posible. Pero tampoco lo es la igualdad social:
no es posible la igualdad del poder político

Bueno, hay gente que creemos que sí y la única política que merece la pena es aquella que pretende cambiar el mundo para mejor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy triste, tristísimo que sea necesario crear una ley para la igualdad. Nunca entenderé las discriminaciones por razones de sexo, color, cultura o incluso por inteligencia (por falta de intelgencia me refiero). Por un lado aplaudo la ley pero sinceramente no creo que ese sea el mayor problema que hay actualmente en España, y creo que legalmente hay muchos caminos ya abiertos para poder denunciar la mayor parte de los puntos que promulga esta ley. La verdad, no creo en el PP, pero me cuesta cada día más creer en el PSOE, especialmente en el presidente de gobierno que tenemos, sacando leyes populistas (no todas gracias a Dios), y no zanjando o planteando los problemas realmente sangrantes que hay en este País.

Aplaudo, la ley, pero no puedo aplaudir a un gobierno cuyo mayor representante ha ido realizando un descalabro tras otro. Con la cantidad de gente tan buena y preparada que existe en el PSOE, ¿por qué se eligió a este señor?...
¿Nadie en el PSOE quería dar la cara ante unas elecciones, que desgraciadamente estuvieron marcadas por el 11-M y que antes nadie del partido pensaba que podrían ganarlas?

En cuanto a los debates entre Gobierno y Oposición, es pura política y con la peor de las acepciones, da igual que PSOE haga bien las cosas porque para el PP no lo estarán, y da igual que el PP haga bien las cosas porque para el PSOE no lo estarán. En este País, desgraciadamente hemos entrado, desde hace tiempo en una opción de oposición que sólo trata de hacer perder las próximas elecciones al gobierno vigente, no de mejorar las condiciones y necesidades laborales, sociales y culturales de las personas que viven en esta España que es de todos, pero que sólo entienden y manejan los políticos, dando prácticamente igual la opinión del pueblo soberano. Ya lo decían antigüamente, ''pan y fiestas''....

No me queda más que alegrarme por el establecimiento de una ley que regule (aunque sea mal, ya es algo) las condiciones laborales y sociales y promueva la igualdad entre sexos. Pero me entristece enormemente el panorama político que se vive en este País, ojalá, tú que militas en PSOE, y por lo que he leido en tu blog, llegues algún día a ser un miembro influyente del partido, y que gente como tú empiecen a cambiar el panorama político que vivimos, tanto en el PSOE como en el PP y en el resto de fuerzas políticas...

Carlos dijo...

Los políticos no dejan de ser personas como tú y como yo. A veces tienen fallos, muchas veces son buenas personas, otras son torpes o poco honrados. Yo no dejo de ser una persona normal y corriente y lo que espero es que la gente se interese un poco más en la política para que las personas normales no desaparezcan de los partidos.

Rosas Verdes dijo...

oooohhhmmmmmm ...

Joer, Carlos, qué buen rollo fluye de tí :-)

un abrazo