24.7.08

Dinero, dinero, dinero

Me hace mucha gracia de qué manera la gente se queja ahora de la crisis en la que nos estamos sumergiendo poco a poco.
He pasado los últimos tres o cuatro años discutiendo con mucha gente porque no me daba la gana de comprarme un piso sobrevalorado, porque prefería utilizar transporte público antes que alimentar a un coche a expensas de mis escasos recursos, porque siempre he dicho que es muy diferente especular de invertir, porque no me daba la gana de pagar en negro a nadie.
Claro, con la que se está liando ahora, me acuerdo de cómo la gente me llamaba pardillo y ahora me apetece dedicar una serie de frases a aquellos que con tanto ardor defendían la especulación, el pelotazo y ser "espabilados".

Si te compraste un piso caro para venderlo más caro, no te quejes de que subieran los precios porque tú mismo los estabas subiendo.
Si ahora no puedes venderlo al precio que tú querías, te jodes. Ya sabías que esto no iba durar siempre. Las casas son para vivir en ellas. Ahora te la comes con patatas.
Una inversión es meter dinero en algo productivo, como una empresa que contrate gente, ofrezca servicios o produzca bienes. El ladrillo no produce, sólo sube o baja su precio. Tu "inversión" es una mierda.
Recuerda que la hipoteca abusiva a 50 años la firmaste tú, nadie te obligó.
Si pagaste en "negro" y escaqueaste impuestos, eres un cabrón. Los impuestos que no has pagado hubieran servido para aliviar un poco la presión de la crisis a las personas que menos tienen.
Si compraste un coche pudiendo usar transporte público, lo hiciste por comodidad y no por necesidad. Tu consumo ayudó a que el precio del petróleo subiese.

La crisis es culpa de todos y no de unos pocos. Y, en lugar de culpar al Gobierno (que no la causó), lo que yo le pediría es que se ocupase de que sufrieran esta crisis en mayor medida aquellos que la causaron. España ha sido durante demasiados años el país de la especulación, el rentismo y la economía sumergida. Ahora tenemos una oportunidad de que esto cambie. Ojalá la crisis sirviera para barrer a los especuladores y crear emprendedores.
Por úlitmo, el papel del Estado no es el de "ahorrar, como las familias y las empresas", que dice Rajoy. El papel del Estado es meter dinero a espuertas en periodos de crisis para evitar que afecte a las personas más vulnerables y acortar los ciclos malos de la economía. ¿Es que nadie explicó a este hombre la diferencia entre macroeconomía y microeconomía?

(la foto es de DavidDMuir con licencia Creative Commons)

13 comentarios:

Enrique Castro dijo...

:-D

Te ha faltado mencionar a la banca...que al fin y al cabo es la que ha financiado toda esta especulación cultural y económica.

Por lo demás totalmente de acuerdo contigo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hace cuatro años me abrí una cuenta vivienda.

Hace dos la cancelé entre las burlas y el menosprecio de muchos de mis compañeros e incluso de mi pareja.

Ahora soy yo quien se parte el pecho mientras mis compañeros se quedan sin vacaciones y mi ex-pareja y su maromo se las ven y se las desean para pagar la letra a fin de mes.

josecarlos dijo...

Carlos, se puede decir más alto, no más claro, no puedo más que mostrarme de acuerdo contigo en todo, vaya ingenio el tuyo tan aprovechable, las verdades como puños hay decirlas así, alto y claro, que queden para siempre.

Geógrafo Subjetivo dijo...

Has publicado la entrada que me hubiera gustado hacer sobre este tema. Enhorabuena.

surco dijo...

De acuerdo contigo, Carlos. Tb en lo que apunta Enrique de la banca.

Un matiz. No me seas tan amable con el gobierno. Es cierto que NO SOLO es responsabilidad suya y que no es el culpable por acción; su parte de culpa es por omisión.

saludos

Carlos dijo...

Surco, el Estado no es el papá de nadie. Si la omisión ha sido no convertir a los inspectores de Hacienda y de Trabajo en la Santa Inquisición, entonces sí que estoy de acuerdo.

manutc dijo...

A ver si la banca va a ser la responsable de que la gente quiera comprarse viviendas sobrevaloradas.

la reina del hielo dijo...

España es un país con una cultura que no valora el trabajo duro, el invertir en algo productivo. No sólo no se valora sino que se ríen de tí, es mucho mejor sacar dinero del aire y echar la culpa al resto después.

Me alegro que vuelvas a escribir, Carlos, un placer leerte siempre. Un beso

Franesco dijo...

Yo también tomé la decisión hace 3 años, cuando podía, de no comprar casa porque me parecía un abuso; además luego cambié de provincia de residencia por motivos laborales y pasé de pagar un alquiler de 750 euros a otro de 450...

Mi mejor amigo, el que me miraba como a un loco, se metió en un piso en el Ensanche de Vallecas con una hipoteca a 30 años y una cuota inicial de 975 euros; ahora paga 1.425...

En todo caso, no me río de él ni digo que se joda: ¡es mi amigo!

surco dijo...

El acuerdo es mutuo. Los controles a los trapis de las empresas deberían ser más estrictos. De todas formas no me refería solo a eso, me refería al papel como impulsor de otro tipo de economía y al de regulador de la burbuja. ok en que el Estado no es el padre de nadie ( por eso estoy de acuerdo en casi todo tu post) pero:

La situación de la empresa productiva española se ha ido gestando en los últimos 15 años y es mala. El Estado debería articular los mecanismos para evitar que en la próxima crisis, volvamos a estar a expensas del chantaje empresarial en forma de regulaciones de empleo, deslocalizaciones, despidos etc..Dicho de otra forma, se debería liderar mucho más desde la economía de trincheras. No olvidemos que esto es una crisis ( Internacional, el gobierno tiene razón) POR EXCESO de liberalismo.

... dijo...

Jajaja... Carlos, te haces desear, pero cuando escribes sueltas cada bomba ... Mas de acuerdo no puedo estar: si por mi fuera, todos en bici y las casas para quien duerme en ellas.

Pues eso, que a ver si te vemos las letras mas a menudo. Un abrazo :o)

Maripuchi dijo...

Te aplaudo hasta con las orejas, don Carlos..

Buscando la verdad dijo...

Hola a todos, por favor revisen esta pagina www.thevenusproject.com y digan que opinan al respecto.

Gracias