20.9.05

Un pequeño paso...


Hace 37 años, un ser humano, no muy distinto de tí o de mí, puso su pie, por primera vez en la historia en la Luna. Se cumplían así los sueños de todas aquellas personas que alguna vez se quedaron embobadas mirando a ese disco azulado por las noches. Desde los primeros homínidos que tal vez subieron a un árbol para poder tocarla hasta los lectores y creadores de relatos de viajes fantásticos.
Con la tecnología de los años 60 se consiguió crear una máquina capaz de transportar a seres humanos a 384.000 kilómetros de distancia, desde un planeta que se mueve a 30 Km/s a un destino que se mueve a 1,03 Km/s. Esa misma máquina tuvo que superar los 11,2 Km/s para escapar de la gravedad de nuestro planeta. Y, repito, con la tecnología de los años 60, cuando los ordenadores de entonces apenas llegaban a la capacidad de una calculadora de bolsillo.
Sin embargo, el sueño de seguir explorando más allá de nuestro planeta despareció. Entonces, como ahora, la gente encargada de aprobar estas cosas fue incapaz de ver más allá del mezquino horizonte de sus fronteras y de sus sillones. El coste del proyecto Apolo fue de alrededor de 24.000 millones de dólares, mientras que la tristemente famosa SDI (Iniciativa de Defensa Estratégica o Guerra de las Galaxias) supera ya los 250.000 millones de dólares.
Dice Bush ahora que para 2018 volveremos a la Luna, pero me resulta muy difícil creerlo. Los costes del proyecto han de ser aprobados por diferentes comités parlamentarios, que ya se encargarán de introducir enmiendas que iran restando un dinero que no irá a las víctimas de Nueva Orleans, ni a cooperación al desarrollo, ni a gastos en educación. Así, sin resolver nada, el proyecto morirá recien nacido. Y nos seguirá quedando un viaje pendiente, el viaje de todos. El viaje que nos enseña que, desde arriba, las fronteras no se ven, que vivimos en una pequeña casa común y que nuestro destino es el de seres pequeños que quieren ampliar sus pequeños horizontes.

2 comentarios:

Damn it, Jim! dijo...

Muy bien dicho. Además, muy en el espíritu trekkie. Aunque comparto tu pesimismo ¿A la luna en 2018, y luego "Mars and beyond", como anunció Bush? De momento, en la famosa visión para la NASA que anunció el presidente de EEUU en enero, ya se anunciaba un viaje tripulado a la luna en 2015; es decir, en pocos meses ya se ha retrasado este proyecto 3 años. Además, según dijo, antes hay que completar la ISS en 2010... si es que para entonces el déficit de ese país se ha rebajado un poco, porque si no, no lo veo yo nada claro. En fin, que haya suerte.

rubiano_malvado dijo...

2018? no si van a ser ciertas las teorías que dicen que no fueron a la luna en el 69. Teorías por cierto que comparto desde que mi frikismo me lanzó a estudiarme la carrera espacial.