8.11.06

Algo se ha movido en la Casa Blanca

Ah, niños y niñas, mientras todo el mundo me pide opiniones acerca del tripartito-entesa (como si mi opinión contase para algo), resulta que en los Estados Unidos han tenido elecciones legislativas.
Y, por fin, el Partido Republicano ha pagado caras las mentiras que condujeron a la II Guerra de Irak. Tan caro les ha salido, que Donald Rumsfeld acaba de dimitir. Rumsfeld -junto a Dick "El Cazador" Cheney- es uno de los dos hemisferios cerebrales de George W. Bush, así que podríamos decir que la Casa Blanca ha quedado un poco tocada.
Los demócratas han sacado mayoría en ambas cámaras y, ahora, el Presidente Bush va a tener serios problemas para seguir ejerciendo la política de guerra a las que nos tenía acostumbrados.
Pero tampoco hay que hacerse demasiadas esperanzas. Si los demócratas de verdad fueran tan estupendos como los de la serie de "El Ala Oeste de la Casa Blanca", se arriesgarían a involucrarse en un "impeachment". Si Bill Clinton pagó tan caras las mamadas de Mónica Lewinisky "por haber mentido", bien podría pagar las suyas Georgie, que han llevado a una guerra ilegal y a una ocupación desastrosa, corrupta y chapucera. Aunque, como dice Polito, los yankees miran con peores ojos al sexo que a la guerra. Y mucho me temo que los demócratas estarán bajo la psicosis de guerra que azota a los políticos norteamericanos desde los ataques del 11-S. Los republicanos han hecho suyo el discurso patriota y todavía se permiten ir expidiendo certificados de ser buen o mal "americano" ante la pasividad perpleja de los demócratas o el seguidismo de algunos de ellos, como el Pepe Bono estadounidense, Joe Lieberman.
Parte de esta campaña ha girado alrededor de una eventual retirada de los soldados estadounidenses de Irak, retirada para la que los demócratas no tienen un plan definido; ninguno de ellos ha expresado una idea clara acerca de cómo narices piensan hacerlo sin desestabilizar más la zona o preveniendo que Irak termine siendo un criadero de terroristas, al estilo de Afganistán. Por no hablar de la influencia que Irán pretende adquirir en la zona. Un lío todo, vamos.
La victoria de los demócratas, sin embargo, sigue siendo una buena noticia. Esa victoria implica un cambio de orientación que tal vez nos venga muy bien al resto del mundo y que, desde luego, nos afectará más profundamente que discutir de tripartitos y cosas así al estilo de "59 Segundos".

5 comentarios:

Mechanical dijo...

A priori parece una buena noticia, pero los demócratas tampoco es que sean unos pacifistas ya que a Bill no le temblaba el pulso en mandar tropas a Somalia y cosas por el estilo. En cierto modo, puede ser el principio del fin de la escala belicista mundial patrocinada por los USA, pues quizás, pero me temo que el americano medio muy seguro no se siente en su país tanto en lo económico como en la seguridad, por tanto, mucho tienen que calentarse la cabeza los demócratas para tener un buen plan para sacar de allí a las tropas y hacer piña en torno a un candidato con carisma, o si no otros 4 años más de gobierno republicano o no, porque son tan suyos.

Daniel Casal dijo...

Buena foto Sam.

Øttinger dijo...

En realidad no se trata de un juicio contra Bush por mucho que lo vendamos como tal. Y no creo ni mucho menos que le importe en exceso el revés en las urnas. Al fin y al cabo se trata de un Presidente saliente en su último mandato a poco tiempo del fin del mismo. Es decir, que digan lo que quieran que el problema es para el siguiente. Por eso se están haciendo movimientos desde el partido republicano, no desde la Casa Blanca, por mucho que se hayan cargado al Secretario de Defensa y estén en pleno porceso de retroceso respecto a la Guerra de Irak. En cualquier caso la pérdida de Donald es una buena noticia y el fin de la guerra (que no creo yo que se produzca ni mucho menos)también lo será.

Sobre la política exterior de los democratas, efectivamente, ojala fuesen como los dibujan en el Ala Oeste de la Casa Blanca. No olvidemos que el tan valorado y admirado Clinton ordenó el bombardeo de Kosovo para desviar la atención cuando estaba entre la espada y la pared con el caso de la becaria. Y si retrocedemos en la historia de los EEUU encontramos más célebres presidentes con casos de guerra no demasiado justas y en las que su país no quedó demasiado bien.

Un saludo.-

Stefano dijo...

De acuerdo con lo que ha escrito mi amigo Carlos, pero anyado una cosita, que personalmente creo pueda ayudarnos a entender a q nivel han llegado en los USA: Kerry tuvo que pedir discuplas publicas para haber dicho que los jovenes tienen que estudiar si no quieren ir en Iraq. Lo repito: un politico tuvo que pedir disculpa para haber dicho che los jovenes de su pais tienen q estudiar para no acabar metidos en una guerra de invasiòn y de intereses.
Increible.

Stefano

Victoria dijo...

FELICIDADES CARLOS!!!!

Tania, Ana, Carmen, Dani modoso, y Victoria.