22.1.07

¿Racismo? ¿Ilusión de poder?


Lo de Alcorcón me preocupa, pero me preocupa más el barullo que la gente está organizando alrededor de ello.
Para aquellas personas que no saben de qué hablo, se lo resumo en pocas palabras: ha habido tangana entre unos 50 adolescentes, al parecer entre chavales latinos y españoles. La tangana se saldó con tres chicos en el hospital, uno de ellos en estado grave (le han tenido que extirpar el bazo). Al día siguiente, un grupo de entusiastas defensores de nosequé se reunió en el Parque de la Paz (¡Parque de la Paz!) y varios de ellos montaron más tangana contra todo inmigrante al que veían y, ya de paso, contra la policía. Hoy, varios adolescentes del Instituto Galileo, de Alcorcón, han querido paralizar las clases y organizar otra jornada de "protesta" contra las supuestas bandas latinas que pudieran estar presentes en Alcorcón.
Al calor de las circunstancias, los grupillos racistas y xenófobos quieren sacar tajada de todo ello y se empieza a escuchar la siniestra letanía de "yo no soy racista, pero...".
Ya ha habido tanganas en Alcorcón con anterioridad, todos recordamos diversos incidentes cerca de Polvoranca. El polígono, como muchos otros en muchas otras partes de España, suele atraer a gente que organiza bullas con facilidad y ya hubo un muerto a mano de porteros de discoteca mafiosos y peleas multitudinarias en el Metro. No creo que estemos ante un conflicto racista. Creo que estamos ante el choque de grupos de adolescentes que han decidido tomarse la justicia por su mano, seducidos por la ilusión de poder que da la violencia y entusiasmados por la visión fácil de la vida que da dividir al mundo entre "los nuestros" y "los otros".
La época entre los 15 y los 25 años suele ser una época iracunda, donde uno se ve sujeto por cosas que no le gustan y se siente incapaz de hacer nada. Lo que hace que uno se centre en las cosas que sí puede hacer y que, en la mayor parte de los casos, son idioteces.
Si los adolescentes están (mal) educados en el culto a la violencia, si las circunstancias te tienen sujeto a un barrio y no ves mundo más allá, si sólo se ve "triunfar" a aquellos que siguen un camino fácil y si se mitifica al más bestia del barrio, del instituto o del pueblo, es normal que las cosas terminen estallando.
La inestabilidad que estas cosas provoca hace que más gente se vea seducida a sacar sus bajos instintos y quiera tomarla con el primero que pille. No me extraña que haya grupos de gente quieran mantener "caliente" la atmósfera del municipio madrileño.
Las cuentas se tienen que ajustar mediante la ley. Esto ha estallado porque ha habido gente que ha preferido pegarse en lugar de llamar a la policía. Si realmente esto es un caso de respuesta a delincuencia común, la respuesta han de darla aquellos que realmente saben cómo tratar con ella, no formando bandas de matones. Eso atrae a todos los grupos de indeseables que están ansiosos de visitar Alcorcón con su bate de beísbol.
No me gustan los tópicos acerca del sur de Madrid como sitios llenos de gente ignorante y violenta. En Alcorcón vive gente a la que quiero, he estado allí muchas veces y me recuerda a mi casa mucho más que cualquier otro sitio de Madrid. Espero que los vecinos de allí, que dan muchos más ejemplos de civismo que algunos engreídos pijos de las urbanizaciones del Noroeste, sepan reconducir la situación y que lo que no deja de ser matonismo cutre no pase de ahí. Los delincuentes, al trullo y las armas y las porras, para los polis. Que esto no es el Salvaje Oeste.

8 comentarios:

Damn it, Jim! dijo...

Al oír a alguno de esos jovenzuelos diciendo "estamos aquí para defender nuestro país de los de fuera" se me ocurre, parafraseando a un ilustre líder político, que para ser español se debería exigir algo más que ser español.

javierM dijo...

Totalmente de acuerdo. Y además añado que a lo anterior se le une la magnificación de la noticia, desde el desenfoque y sin análisis, e intentando vender una situación parisina, que debe vender mucho y llenar l¡de titulares los fines de semana sin reporteros.

Algunos medios actuan irresponsablemente vendiendo lo que no hay. Y producen monstruos que son difíciles de parar.

Que no se extienda el ejemplo, porque si un sector de la sociedad está harto de todo, esos son los jóvenes.

Un saludo.

Cris dijo...

Titular de El País esta mañana "el brote racista en Alcorcón..." ¡¡¡Bien!!! ¿Por qué no llamarlo por su nombre: violentos contra violentos? En fin, yo sólo espero que esto pase pronto, y que la concentración del próximo sábado sea controlada y no haya más problemas. Es la primera vez que me da miedo andar por mi pueblo.

Cristina dijo...

Yo también pienso que en este caso se trata de una pelea de chavales que no tienen otra cosa mejor que hacer, y que, tal y como comentáis, tienen mitificada la violencia.
Ahora bien, ¿qué interés hay detrás que está convirtiendo esta pelea, igual a otros cientos de peleas, en algo diferente?
¿A quién le interesa decir que "hay un brote racista en Alcorcón"???

Jiamesbonde dijo...

No creo que sea una simple pelea entre chavales, creo que un problema mucho más profundo subyace bajo todas estas noticias. Y es lo chungo que lo tienen los inmigrantes para poder ser aceptados socialmente por los nativos-españoles. Si tu tienes 15 años, eres ecuatoriano y eres constantemente despreciado por el resto de la comunidad, el pasado nos recuerda que te vas a unir con los tuyos, con los que tienes una conciencia de clase, para pelear por tus derechos contra el enemigo, en este caso los nativos-españoles. Si estas tan puteado putear a los nativos te parecera lo minimo bien, asi q en este caso les cobras por usar la cancha de baloncesto. No es nada civico, pero que es el civismo para ti si nadie lo aplica en tu caso? tendencia totalmente de mafia, los unos protegen de los suyos. El adolescente español, tiene ese odio al extrangero infundado, porq no ha sido educado para tolerar, y todo aquello nuevo y socialmente no aceptado lo rechaza. Asi que se toma ese concepto de clase: el español jodido por el extrangero en su tierra, muy proprio del dos de mayo, y se va a la trifulca. He escuchado a muchas personas, cultas y incluso licenciadas explicar que la culpa de todo es de los latin kings, pero la culpa de todo es de la sociedad española caldo de cultivo para bandas de tipo mafioso que se intentan proteger de la amenaza q nosotros suponemos para ellos.
eso es todo;)

Daniel Casal dijo...

Yo que soy un chico de barrio, yo que he estudiado y pasado mucho tiempo en una localidad como Getafe, del sur, con muchos compañeros de las localidades del sur, particularmente de Alcorcón, estoy orgulloso del progreso de esas ciudades y me uno, me molestan los tópicos sobre el sur de mi comunidad.

Esas localidades han sido ejemplo de civismo y sobre todo de integración en igualdad de los inmigrantes internos en los primeros 80 gracias a los Ayuntamientos democráticos y están siendolo de la inmigración exterior, mucho mejor por cierto que la manera clientelista, populista y lamentable de no-integrar de la derecha que lleva 20 años diferenciando madrileños en mi ciudad.

JotaDeJavier dijo...

También es muy fácil hacerse la víctima y gritar al viento "¡Racismo!.¡Racismo!"...tanto asco como la Xenofobia me da el victimismo barato.

Si tú tienes 15 años, eres Ecuatoriano, sólo te quieres relacionar con ecuatorianos y/o latinos y te unes a ellos en bandas criminales al más puro estilo marero "por si acaso" y "para estar con tu gente" eres tan imbécil como los Xenófobos que te discriminan, y tan Xenófobo como ellos por juzgar a todos los españoles con el mismo rasero.

También conozco muchos adolescentes españoles que van en pandilla (en el buen sentido) con algún que otro "extranjero" (cómo odio esa palabra)y no veo mucho racismo por su parte.

La estupidez es bidireccional, jiamesbonde, no te olvides de eso...y éste es un conflicto de estúpidos blancos contra estúpidos morenos.

La "Sociedad española" no tiene la culpa de nada, no metas en el mismo saco a todo el mundo, hombre...la tienen algunos de sus sectores y algunas de sus personas, y tienen tanta culpa como el latino que se mete en maras como única respuesta "inteligente".

Saludos-

don-aire dijo...

Mi profesor de antropología me comentaba que a la pregunta ¿Es usted racista? se podían dar dos respuestas. Una: "No". Probablemente, no es racista. La otra, "No, pero". Éste es racista, fijo.