31.7.05

Lecturas Veraniegas


Como ya dije hace unos días, este verano está siendo la mar de intelectual. Nada de pelotas de Nivea y sí muchos cursos de verano. Esta semana la he tenido más o menos libre, pero también he hecho una o dos cosas productivas, entre ellas conocer a David De Ugarte y comprar un par de libros para el verano. Uno de ellos es ese, tan inmerecidamente famoso de Azaña vs. Ortega y Gasset: "Dos Visiones de España". Son dos extractos de las actas del Congreso de los Diputados. Otro (que es con el que estoy ahora) se llama "Amigos Absolutos", de John LeCarré. LeCarré tiene un don innato para retratar esas esquinas miserables del alma que todos tenemos y, por lo que parece, en este libro, además, trata el tema de la Guerra de Irak. No he llegado todavía a ello, pero sí a una frase que me he gustado, puesta en boca de un joven e ilustrado imán: "Si no estudias, serás víctima de ideologías peligrosas". Pues eso, a la tarea, no me vaya a hacer de los de FAES.

3 comentarios:

Cesar dijo...

Desconfía, el FAESismo entra por diversas vías, por ejemplo...te has notado gusto por el paddle? lees a kipling con placer
?

Bienvenido a Ciberpunk :)

Carlos dijo...

Kipling, ¿eh?
" Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud,
o pasear con reyes y mantener tu sentido común...
"
Leerlo, le verdad es que lo he leído. Pero espero haberme aplicado el cuento mejor que otros ;)
Hacer boda imperial en El Escorial va contra el segundo verso del poema.

Thiagor dijo...

Sí, la gente generalmente ama a John LeCarré porque enseñó al gran público lo que todos los enterados ya estaban cansados de saber: que la vida de espía es un asco; cobras poco, tienes que alojarte en mugrientos hoteles de Berlín Este, Damasco o Pyongyang (argh), tu vida sexual es inexistente...y si encima eres espía inglés peor aún, porque tienes que aguantar a pedantes secretarios de embajada, quisquillosos funcionarios de republiquetas de tercera...
Aún así la tele si tiene que elegir entre reponer "GoldenEye" o "La Casa Rusia"... aunque aparezca Michelle Pfeiffer.

El supuesto brazo intelectual del bigotismo no es más que un cementerio de elefantes donde los quemados van a gritar sus diatribas. Desde luego el pensamiento de la derecha - si es que existe - está más cercano a Federico Jiménez-Losantos que a nuestro querido amigo El Jose.

Un saludo.