12.8.05

"Es un fenómeno que..."


Escribo a toda prisa y no desde mi ordenador. Por fin he terminado mi racha de cursos de verano y, por favor, dejadme que os comente el título: "Problemas y Soluciones de la Innovación Tecnológica ante las expectativas sociales en Democracia". ¡Te cagas! ¡Que tíos más listos los de los cursos! O sea, no sólo conocen los "problemas" sino que también saben las "soluciones", como el título indica. Pero, es más, conocen las "expectativas sociales ", los tíos fieras. Eso sí, sólo en democracia. Así que ya sabía que no me iba a enterar de los problemas (y soluciones) de la innovación ante las expectativas sociales de los chinos, los cubanos o los saudíes.
¡Corta el rollo! -Me dirán algunos-. ¿De qué narices iba el curso ese?
Pues todavía estoy tratando de averiguarlo. Excepto un par de honrosas excepciones, como la intervención de Víctor Domingo, Presidente de la Asociación de Internautas, el resto de los ponentes eran sesudos académicos que no sabían manejar el "Word" y hablaban con toda libertad y falta de inhibición propia de su sexo y condición acerca del "fenómeno de Internet". Eso del "fenómeno" es estupendo, además. No me quitaba de la cabeza al bueno de El Fary cuando lo decían. Esperaba verle aparecer en cualquier momento, diciendo: "Gloria bendita p'a tos ¡Que no farte de na pa esta buena gente, criaturas, fenómenos!".
Vamos, que ha sido un curso la mar de curioso, algo así como un congreso de la ONCE dedicado a hablar de la luz en los cuadros de Velázquez. En cualquier caso ya me he librado de él, he hecho la memoria y espero conseguir un crédito y medio por poner cara de póker durante tres días. Moraleja del curso: Internet es una caca hasta que no lo incluya la tele. ¿Es que nadie se acuerda ya del batacazo de QuieroTV?

4 comentarios:

uplinksombra dijo...

Debe ser un mal en´demico el que sufre la Universidad,el que el profesorado debe demostrar que es mas listo, intelectualmente agudo y constituye la élite del pensamiento,...aunque notenga ni idea de lo que eta hablando.
La misma filosofía que hace que elcatedrático que publica el libro mas ininteligible, suspende al 99% del alumnado, se transfiere, en su lado "progresista" a los cursos de verano de "Como explico lo inexplicable y quedo como profe super-guay".
Es triste, como dice David de Ugarte, la Universidad es una fábrica de formación profesional, no de mentalidad intelectual, y claro, los profesores no pasan del nivel de "maestros de taller". Son posts como el tuyo el que dan toques de atención al respecto, y hace meditar sobre lo que es y para donde va. Gracias.

Carlos dijo...

Yo diría que ni siquiera es una fábrica de formación profesional, sino un almacén de conocimiento donde éste no se genera, sino que se administra. Donde no se innova, sino que sólo se recopila y clasifica. Los profesores/as se reservan el conocimiento para ellos. Así tenemos instituciones públicas que pagan a conocedores privados. Así de triste sigue siendo. La Universidad en España todavía no ha tenido su transición.

Damn it, Jim! dijo...

Me parto. "El fenómeno de Internet". Para los científicos sociales modernos que infestan nuestras universidades, cuando no sabes qué decir de algo, le pones delante "fenómeno" o "sistema" y ya vas de genio. Frente a estos catedratiquillos, me quedo con la sabiduría del Profesor Ford Fairlane.

Carlos dijo...

-¡Menosmola!
-¿Menosmola? ¡Tócame las bolas!

¡No me puedo creer que me hayas citado a Ford Fairlane! ¡Al fin la has visto! Sí, desde luego enseña mejor que determinados especímenes que se sufren en la Universidad.