26.8.05

Extracto de un manifiesto de huelga


"...Nuestros jornales son míseros en relación al costo de la vida. Trabajamos horas extraordinarias sobre las jornadas normales y el dinero que llevamos a casa no cubre las necesidades más elementales (...). Nos impiden llevar un nivel de vida digno. Esta injusticia, esta inmoralidad, recae sobre toda la economía y constituye un inmenso boicot al crecimiento económico. El escaso rendimiento que se nos achaca es efecto lógico de la falta de retribución y ausencia de aliciente moral..."
¿De dónde diríais que lo he sacado? ¿De una huelga de empleados del metro? ¿De teleoperadores? ¿De personal del VIP's, McDonald's, Burger King o cualquier otra cadena hostelera?¿Becarios? ¿Empleados de la construcción? ¿Del Corte Inglés?
Esto, niños y niñas, está sacado de un panfleto de UGT de las huelgas que se convocaron en Vizcaya en abril de 1951. Es decir, hace 54 años. Y creo que todos los que hayáis encontrado vuestro primer trabajo en los últimos 10 años os habreis identificado con parte del contenido. Los obreros vizcainos se plantaron, en la España de la posguerra, e hicieron huelga general de 48 horas. Con la que estaba cayendo por entonces, que no había ni derechos laborales, ni personales, ni gaitas. Sólo estaban la porra de los guardias, la prisión, las torturas y las listas negras. O algo peor.
Hoy, con leyes que protegen los derechos del trabajador y unos derechos inviolables por la Constitución del 78, os será muy difícil encontrar a gente que tenga las narices de hacer huelga o protestar colectivamente ante los engominados empresarios de hoy en día.
De repente, alguien nos dijo que eso de las ideologías era absurdo y todos le hicimos caso. Cada uno a lo suyo. Para qué meterse en líos. Todos son iguales. Aquí todos roban. Eso dice Pedro Jota (él no, claro).
Lo curioso es que aquí, en el primer mundo, en el país que se precia de ser la octava economía mundial, las injusticias siguen existiendo. Durante los últimos 9 años, la diferencia entre ricos y pobres ha crecido brutalmente. Las leyes laborales no se aplican. El españolito medio está tan endeudado que no verá saldo positivo en el banco hasta el día que se jubile. Aunque se han abaratado y devaluado los contratos fijos, se prefiere la temporalidad. Las mujeres siguen cobrando menos que los hombres a igual trabajo...
¿Por qué demonios creímos al tipo que nos dijo que las ideologías han muerto? ¿De qué pensábamos que hablaba con eso de las ideologías?
Hoy, para mucha gente, la ideología es mera estética. En realidad, lo de ser de izquierdas o de derechas es como ser de los "Beatles" o de los "Rolling Stones" -me soltó un día un gilipollas. Pues no. Hoy, cuando vivimos en la famosa "Aldea Global", no nos fijamos en que no hace falta irse a África para buscar pobres, ni a la India para encontrar explotación, ni a Irán para encontrar discriminación. Nosotros, los listos, los que creímos que todo va bien porque en las pelis los buenos ganan siempre, nos estamos dejando robar la cartera. Pasamos el día relatando lastimeramente nuestras penas pero no asumimos la responsabilidad de resolver nuestros propios problemas. Que lo resuelva el Pesoe pero yo no me pringo, y a mí, que ni se me acerquen, que ha dicho la Campos que el Zetapé es un tal y un cual.
Hemos cedido tanta responsabilidad para no involucrarnos en nada que la libertad se nos va escapando de entre los dedos, como la arena de un puño.
Los políticos que de verdad nos quieran ayudar no van a saber lo que necesitamos. Porque no se lo decimos. Y cada vez que insistamos en que "son todos iguales", tendremos menos distintos. Y yo paso de hacer méritos para tener un Parlamento lleno de Acebes, todos ellos exhibiendo la encía inferior.
Las ideologías existen. Porque existen cosas como la justicia, la injusticia, la honradez, los chanchullos, la dignidad y el peloteo. Y toca pringarse. Hoy ya no fusilan a nadie por eso.

7 comentarios:

José-Luis Prieto dijo...

Co-jo-nu-do

ros dijo...

yo iba a escribir justito lo mismo que josé-luis prieto, pero me autocensuré. así que: eso mismo.

Cesar dijo...

Plas, plas, plas, plas...y seguiria asi muchas lineas mas.

Joder, que buen post.

Carlos dijo...

Muchas gracias a los tres. ¿Qué puedo decir? Sólo escribí lo que pensaba. Me alegro de que estéis de acuerdo.

The Thiago dijo...

Lo que yo creo es que el proceso que se ha vivido últimamente ha sido el de repersonalización - o desinstitucionalización, puede elegirse el palabro pedante que se desee - de las ideologías. Es decir: éstas nunca han dejado de existir, pero no tienen representación más allá de la opinión personal; han dejado de estar institucionalizadas. Un partido político era una institución con una ideología; ahora viene a ser sino un grupo de personas con una ideología - o varias - común. ¿Tú qué crees?

Anónimo dijo...

"Los políticos que de verdad nos quieran ayudar no van a saber lo que necesitamos"

* Tengo mis dudas de que existan politicos profesionales que de verdad quieran ayudar pero de existir mucho me temo que no les van a dejar. No podemos esperar a que alguien quiera venirnos a salvar, tenemos que ayudarnos a nosotros mismos.

Salud!
MiChAeL
Diario de un Socialista Traidor y Mutante
http://www.bloj.net/michael

Carlos dijo...

Bien, MiChAeL, ¿cómo lo sugieres? A mí no me parecería mal militar en el PESTEM (Partido Español de Socialistas Traidores, Exaltados y Mutantes), pero el caso es que no te veo fundándolo, ¿eh? Y es que no tienes que esperar a que nadie te venga a salvar. Sólo tienes que exigirlo a los tipos que están ahí precisamente para eso. Me acuerdo de una frase que me dijo un amigo vasco: "Yo no simpatizo con el PNV, pero le voto porque es el partido que me da de comer". No, tú les das de comer a ellos. Y si no te gustan, elige otros y si los otros no te gustan, preséntate tú.
Por cierto, ¡gracias por el comentario y suerte en los exámenes!