16.8.05

¡Vacaciones!


¡Me piro! ¡Y cuanto más al norte mejor! (como Superman). Sólo será una semana, pero una semana sin cursos de verano (¡ya está bien, narices!), sin comprar periódicos, leyendo sólo a Terry Pratchett y alejado de todo lo que me recuerde a militancia política.
Hay una página muy simpática que orienta a estudiantes extranjeros a la vida en el país receptor: Nueva Zelanda. Aunque no veo posible pasearme por el país de los kiwis, hay una sección que me encanta: El Choque Cultural.
Aunque llevo más de dos años de actividad politica, hace poco que he experimentado síntomas parecidos a los que describe la página en el periodo de adaptación:
-Extraño el no-activismo más de lo normal.
-Quiero dormir más de lo normal.
-Pongo atención excesiva a la higiene (bueno, eso no es tan malo).
-Aguanto hambre o como más de lo normal.
-Me enojo y exploto ante cosas sin importancia.
-Me siento incomprendido y agraviado.
-Desconfío demasiado de la gente.
No deja de hacerme gracia el paralelismo. Pero, afortunadamente, esta página y las guías de Lonely Planet tienen la solución para todos mis problemas (ya os contaré algún día mi viaje a Berlín). Así que, tal y como recomiendan ellos, estas vacaciones me voy a concentrar en que:

-Todo mejorará... precisamente si usted no se encierra en si mismo.
-Logre lo máximo de esta gran oportunidad que le brinda la vida, cuando usted mas tarde mire hacia atrás encontrará que las cosas que lo enojaron ahora le pareceran divertidas.
Con eso y las ironías de Pratchett (cada página tiene, por lo menos, una frase digna de citarse) espero volver como nuevo. El mes que viene va a ser muy duro y, para colmo, las vacaciones terminan con la boda de un amigo. Tengo que ponerme traje y llevar zapatos. Ya sabéis. Pero no pasa nada. Hoy, al probarme el traje no he podido evitar hacer esta parida:
Y es que sigo siendo tan friki como siempre. No es para menos; el mes que viene toca acabar la carrera, seguir pagando el piso, reincorporarse al politiqueo nuestro de cada día, rehacer el curriculum (me deprime especialmente), sacar adelante un par de movidas personales/familiares y... ¡Salvar al mundo! Humm... Me da que voy a seguir dando vueltas al coco pero no pasa nada. Las reflexiones se convierten en paisajes si existe la distancia suficiente. Y sí, me reeleré un par de libros ´"políticos" pero con calma: Los Discorsi de Maquiavelo y las Décadas de Tito Livio. Como decían en una peli de Garci: "es como si me acariciaran la piel del cerebro".
Vacaciones pues, sin Yennis ni bermudas del Real Madrid pero también sin guías de "El País de las Tentaciones" ni gafapastismo de beca Erasmus e InterRail pagado por Popó. Mis vacaciones, mis planes y mi distancia. Espero que esta corta semana me de largos momentos de relax.

3 comentarios:

v_oo_v dijo...

Charlitros, querido amigo, estás ENFERMO.
Siempre lo he sabido, y aun así, sorprendentemente, te aprecio.

Saludos,
v_oo_v

PD: Por dios, no hagas de Supermán en mi boda.

PetiteDiablessa dijo...

ejem, que loco xDDDD
Que Om te guíe en tu camino xD

Carlos dijo...

¡Om! Pues Om guió mi camino de ida, pero no el de vuelta. ¿Dioses Menores tiene segunda parte, como "¡Guardias! ¿Guardias?"?