11.10.06

Pues mira, no

Lo que ha ocurido con Piqué y Acebes en Martorell es una vergüenza. No hay que buscarle paliativos de ninguna clase. En democracia uno tiene que ir a ver o a dar un mítin con toda la tranquilidad del mundo. El que unos energúmenos hayan intentado agredir a los asistentes al mítin, a Piqué y a Acebes es tan vergonzoso, tan estúpido y tan lamentable como cuando determinados cazurros quisieron atizar a Bono y a Rosa Díez en una manifestación de la AVT. O como cuando se amenzaba de muerte a Leo Bassi. Es igual de odioso y no tiene justificación posible. Sugerir que una cosa pueda ser en respuesta a las otras es no ver la realidad y caer en la justificación fácil de los idiotas que sólo buscan bronca.
Para colmo, desde ERC alguien ha dicho la gilipollez de que sí, que era lamentable, pero que ellos "tampoco se van paseando por Madrid como si tal cosa", lo que resulta ofensivo para los madrileños y cateto por parte del diputado de ERC que ha declarado tal lindeza.
Si el PP ha convocado un mítin en Martorell es porque allí hay gente que les vota, porque está en su derecho y porque estamos en periodo electoral en Cataluña. El que algunos se disgusten con lo que ellos puedan decir sólo puede resolverse no votándoles.
Los lectores habituales de mi blog saben de sobra que yo pienso que Acebes es un mentiroso y que el PP hace mal al atizar un anticatalanismo rancio y corto de miras sólo para apelar al voto "con las tripas" y no con el cerebro. Pero nada, NADA de eso justifica lo que ha pasado. Y menos en unas elecciones.
El PP merece un justo varapalo electoral por lo perverso de sus planteamientos, por su adhesión a la teoría de la conspiración, por la corrupción de algunos de sus líderes y por su ausencia de ideas constructivas, pero no merece que nadie les boicotee los actos, ataque sus sedes o sabotee su campaña electoral. Eso son métodos mafiosos y llegar a ellos es caer más bajo aún que practicar la delincuencia común. Y, además, es perverso por querer envolver semejante mierda en grandes ideas.
La democracia existe para que la gente discuta de política libremente, para que los partidos debatan en un Parlamento y no en un "ring" y para que toda idea sea apta de discutirse siempre y cuando no se engañe o coaccione a nadie. Los votos y sólo los votos repartirán poder de decisión a unos o a otros. Esas son las normas. Todo lo demás no es democracia y apesta.

7 comentarios:

Carlos Guadián dijo...

Totalmente de acuerdo, suscribo y reafirmo. Hay que demostrar en todo momento el respeto a unas reglas de juego, aunque en determinados momentos no se hayan respetado por otras partes. Este tipo de actuaciones sólo provocan más rechazo por parte de un sector que ya está suficientemente intoxicado por determinados medios de comunicación.

Saludetes,

rave dijo...

Totalmente de acuerdo contigo y con Carlos Guadián. Estos actos no hacen nada más que rebajarnos al nivel de aquellos a los que nunca deberíamos parecernos: los "conspiradores".

Diego Cruz dijo...

Independientemente de las ideas que uno tenga, que no tienen que coincidir con las de otros muchos, el respeto hacia los demás es básico en democracia. Comportamientos de cafres, por lo tanto, no tiene excusa. Las discusiones y nuevos planteamientos han de hacerse bajo las formas civilizadas del debate constructivo.
Buen post. Saludos.

CardinalXiminez dijo...

Si es que, total, se descalifican solos sin ayuda de nadie...ponerles unos punkis vociferantes es casi un regalo de Navidad. Ahora en serio, bastante lamentable.

Anónimo dijo...

Tienes razón Carlos, en democracia estos actos sobran y hay que denunciarlos sin ambigüedades cuando se producen

Niño Burbuja dijo...

De cajón.

vickyfa dijo...

A parte de vergonzoso, contraproducente. Al menos como yo lo entiendo.
Si hubieran entrado probablemente la actitud de los peperos hubiera sido considerada como chulesca; de este modo es ERC quién queda por los suelos ¿acaso no es capaz de esgrimir sus argumentos frente al adversario? que para colmo no le quedan más narices que estarse calladito... En fin...

Ah, sobre el comentario de ERC sobre Madrid... pasear es muy sano... es lo único q se me ocurre a tal catetada (es la palabra, coincido con Carlos).

Saludos varios.