14.12.06

...Donde nadie ha podido llegar


¡Sí!¡Eso de la foto es el USS Enterprise de Star Trek! Es la maqueta original de la serie de televisión, donada al Museo Smithsonian por la productora de ésta. Pero es que, claro, no sólo iba a haber eso. He visto verdaderos módulos lunares, un misil soviético SS-20, naves Soyuz, pedazos de cohetes vostok, trajes espaciales, el avión de los hermanos Wright...
He pasado todo el día rodeado de mis sueños de infancia, feliz como en pocas ocasiones y sólo he visto una parte del museo, El viernes, con suerte, iré al pabellón Udvar-Hazi, cerca del Aeropuerto Dulles. Ahí están el Concorde, un Blackbird, cazas de las I y II Guerras Mundiales y... ¡la lanzadera espacial Enterprise!
Los aviones, el espacio y todo lo relacionado con ellos me han fascinado desde siempre. Pese a lo que se diga acerca de los gastos que genera la investigación espacial (que no se pueden comparar a la obscenidad que se ha gastado y se gasta en la SDI -por ejemplo- sin un sólo resultado), ésta ha terminado uniendo a pueblos y países más que muchos otros programas gubernamentales. Desde el espacio, la Tierra es una ridícula canica azul y muchas de las grandes cuestiones que nos separan parecen bastante insignificantes. Pero estoy soltando frikadas de las mías...
Mañana más.

1 comentario:

Daniel Casal dijo...

Creo que resumo el sentir de todos cuando digo que ¡que (sana) envidia!

Un abrazo.